Muy Educativo
RETRATO: Definición, Tipos y Ejemplos (figura literaria)

Retrato: Definición, Tipos y Ejemplos (figura literaria)

En la literatura, el retrato es una figura que se emplea para hacer presente y cercano al personaje del cual se habla. Básicamente, establece una relación entre los rasgos físicos y los psicológicos, además, con este recurso se pueden describir partes del cuerpo y también de la vestimenta, para vincular estos aspectos al comportamiento del personaje.

Características del retrato

  • El retrato es una figura retórica, que se utiliza para realizar la descripción de un personaje generalmente.
  • En este tipo de recurso literario se suelen emplear elementos como la descripción y rasgos físicos para realizar la descripción.
  • Se considera que el retrato resulta de una combinación de las figuras prosopografía y etopeya.
  • Es una figura de descripción que forma parte del grupo de figuras de pensamiento.

Tipos de retrato

Entre las clasificaciones con la cuales cuenta el retrato se encuentran:

Retrato estático: En este caso, cobra mayor importancia la descripción física del personaje, por sobre aspectos como su carácter moral o personalidad.

Retrato dinámico: Para esta clasificación, resulta mucho más fundamental el comportamiento del personaje, ante su anatomía.

Ejemplos del retrato

  1. Juan el vecino no era muy agraciado, sino más bien feo. El señor tenia cerca de los cincuenta años, no obstante, era una persona muy simpática y espontánea. Tenía una voz exuberante y atractiva.
  2. Con una voz dulce, comportamientos muy sutiles y apropiados, de gran educación y con un rostro tostado por el sol. Poseía una cierta gracia que acompañaba su vejez, pero con una dentadura aún fuerte y unos grandes e intensos ojos que hacían la mirada fuerte.
  3. Mi tío Paul, un español de mediana edad bajo y regordete, de piel blanca como la nieve y cabello negro. Un tanto brusco en sus modos, poco tolerante a opiniones contrarias.
  4. Joaquín un hombre poco amable más bien grotesco, poseía una temible cicatriz en la mitad de su rostro.
  5. Era un hombre joven, de poca estatura, con piel clara, y una voz muy peculiar pero que proporcionaba una gran energía, era absolutamente amable y comprensivo.
  6. Una mujer de unos cincuenta años, a pesar de la edad aún conservaba belleza, con una gran estatura. Caracterizada por ser ágil y recia, pero con una capacidad muy amena de conversación.
  7. Zoraida era una mujer objetiva, con actitud recia, una personalidad exuberante que a muchos cautivo. Una mujer de mediana estatura con modos muy apropiados.
  8. Con mirada perdida y los ojos notablemente desencajados, pálidos labios y rígidos miembros, muchos veían su cuerpo sin vida.
  9. Cuando tienes un amigo, indudablemente posees un tesoro al que debes cuidar.
  10. Sus labios rojos como la rosa y perfumados como la primavera.